Chorro a presión

Aplicación hidroterápica que consiste en la proyección de un chorro de agua mineromedicinal procedente del manantial,que se aplica siguiendo una pauta ordenada, de forma perpendicular a la superficie del cuerpo, a una presión de entre 1 y 3 atmósferas, con el paciente colocado en bipedestación a una distancia de unos 3 metros desde el pupitre de mandos, de manera que consigue un efecto de percusión o masaje, y por tanto produciendo relajación muscular, liberación de adherencias, analgesia, sedación, y aumento del flujo sanguíneo

Indicaciones:

  1. Afecciones del aparato locomotor, como, Enfermedad articular degenerativa, Lumbalgias y Lumbociáticas, Artropatías inflamatorias, Epicondilitis, bursitis, Osteoporosis, tenosinovitis y tenopatías, contracturas otrOs traumatismos o cirugía.
  2. Afecciones Dermatológicas: psoriasis, eccemas, dermatitis.

Contraindicaciones: Procesos infecciosos o inflamatorios agudos, Insuficiencia cardiaca o coronaria, o HTA mal controlada, Insuficiencias orgánicas graves, Embarazadas en el primer trimestre, enfermos terminales.